;

Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 16 de Mayo

  • 2018 May 16
  • COMMENTS

 

Lea 1 Chronicles 14

En la lectura de hoy:

La bondad del rey Hiram a David; los filisteos son derrotados; el arca se trae a Jerusalén; el salmo de acción de gracias de David

Muy pronto, después de establecer su capital en Jerusalén, David unió a toda la nación para una gloriosa celebración de alabanzas al Señor mientras traían el arca de Dios desde la casa de Obed-edom hasta Jerusalén. Para demostrar su reverencia para con Dios, y para reconocer que Dios es el Gobernador Supremo, David se humilló y dejó sus vestiduras de rey y se vistió con un efod de lino fino, la vestidura que los sacerdotes usaban cuando ministraban delante del Señor. En hacer esto, David públicamente dio a ver su sumisión a la autoridad del Rey Supremo, expresando su adoración y alabanza a su Señor como el Dios Todopoderoso y el Verdadero Rey de Israel.

En ese glorioso día, David le presentó a su coro un salmo de inspiración para cantar. Todavía hoy en día este salmo eleva nuestro espíritu cuando adoramos a nuestro maravilloso Señor. David proclamó al mundo: «Alabad a Jehová, invocad Su nombre, dad a conocer en los pueblos Sus obras. Cantad a Él, cantadle salmos; hablad de todas Sus maravillas» (I de Crónicas 16:8-9). «Alégrese el corazón . . . Él hace memoria de Su pacto perpetuamente, y de la Palabra que Él mandó para mil generaciones . . . Cantad entre las gentes Su gloria . . . Y en todos los pueblos Sus maravillas . . . Porque grande es Jehová, y digno de suprema alabanza . . . Traed ofrenda, y venid delante de Él; postraos delante de Jehová en la hermosura de la santidad. . . . Jehová reina» (16:9-31). ¿Hay alguna duda por qué es que David fue un varón conforme al corazón de Dios? (I de Samuel 13:14; Hechos 13:22). Sí, nuestro Dios reina. Él sigue siendo el Soberano Dios, y el mundo necesita oír nuestras alabanzas al Señor y nuestras pláticas de todas Sus maravillosas obras.

David también se muestra como un hombre que oraba, y por eso podemos ver muchas veces esta frase repetida: «Entonces David consultó a Dios, diciendo . . . » (I de Crónicas 14:10,14; ver I de Samuel 23:2,4; 30:8; II de Samuel 12:1; 5:19,23; 21:1). Como resultado de estas básicas características que honran a Dios, « . . . la fama de David fue divulgada por todas aquellas tierras; y Jehová puso el temor de David sobre todas las naciones» (I de Crónicas 14:17).

Cuando nosotros murmuramos, eso es una victoria para el diablo y un insulto a Dios, pues estamos demostrando nuestra falta de fe. «Bueno es alabarte, oh Jehová, y cantar salmos a Tu nombre, oh Altísimo; anunciar por la mañana Tu misericordia, y Tu fidelidad cada noche» (Salmo 92:1-2).

Pensamiento para hoy:

Las personas que murmuran no pueden cantar alabanzas al Señor.

Lectura opcional:

I de Corintios 3

Versículo de la semana para aprender de memoria:

Juan 15:7


Archives

Follow Crosswalk.com