Intersection of Life and Faith

<< El Camino Bíblico

El Camino Bíblico - 26 de Diciembre

  • 2011 Dec 26

 

Revelation 9

En la lectura de hoy:

La quinta y la sexta trompeta; el ángel y el librito pequeño; los dos testigos; la séptima trompeta

Una voz del cielo dirigió al apóstol Juan, diciéndole: «Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra. Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y Él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel. Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre. Y Él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes» (Apocalipsis 10:8-11).

El apóstol Juan primeramente recibe «el librito», simbólico de la Palabra de Dios. A la vez que lo había digerido, él estaba preparado para decirle al mundo que «el librito» tiene un mensaje que es sumamente dulce a todos los que reciben a Cristo como su Salvador. El comerlo todo habla del entender y apropiar todas las Escrituras en nuestras vidas (ver Ezequiel 2:8-9; 3:1-3).

Jesús entonces dijo: «Y daré a Mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días (1.260), vestidos de cilicio» (Apocalipsis 11:3). Algunos piensan que ellos son Moisés y Elías y otros piensan que son Enoc y Elías. Ellos se tendrán que enfrentar a gran oposición. «Cuando hayan acabado su testimonio (de testificar), la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará» (11:5-8). Estos «dos testigos» de Jesucristo no serán martirizados hasta que ellos «hayan acabado su testimonio». Entonces, y sólo entonces, los enemigos de Dios «los (matarán)». «Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra» (11:7,10).

Sin considerar lo temeroso que parezca nuestro futuro, todos podemos gozarnos de la paz de Dios, sabiendo que todo está bajo Su control. «El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y Él reinará por los siglos de los siglos» (Apocalipsis 11:15).

Pensamiento para hoy:

¡Alabado sea Dios! Nuestra obra para el Señor no terminará hasta que Él lo permita.

Versículo de la semana para aprender de memoria: I de Corintios 13:4




More El Camino Bíblico Articles

Follow Crosswalk.com