Intersection of Life and Faith

URGENT: You've planned for your future. Now protect it.
<< Devocional para Parejas

Amando a tu hombre - Devocional para Parejas - La semana del 29 de Junio

  • 2020 Jun 29

Amando a tu hombre

por Bárbara Rainey

La mujer sabia edifica su casa, pero la necia con sus manos la derriba.

Proverbios 14:1

Con frecuencia ofresco tres consejos a las mujeres jóvenes antes de su día de bodas. Pero, considerando que estos siguen siendo muy importantes al avanzar en nuestro matrimonio, y que están basados en la Escrituras y probados por la experiencia, los comparto hoy contigo—no importa la etapa en que te encuentres en tu matrimonio:

1.   Cree en tu esposo. Dennis dice que este es el regalo más valioso que le he dado. Tú conoces a tu esposo mejor que nadie. Ver sus faltas y debilidades, y aun así creer en el potencial que Dios le ha dado a tu esposo como hombre, y en su liderazgo en tu hogar, logra más de lo que puedas imaginar por su crecimiento espiritual.

2.   Tienes que estar dispuesta a confrontar a tu esposo en amor. Demasiadas esposas equivocadamente creen que están siguiendo el patrón bíblico de sumisión al encubrir o negar los déficits en la vida de su esposo. Sin embargo, ser sumisa no significa permanecerte callada. Simplemente significa ser sabia y amorosa en la forma en que lo confrontas, tratándolo con gentileza y respeto. Dile a tu esposo: “¿Pudiera hablar contigo acerca de un tema puntual?” Pedir permiso para abordar un tema difícil puede facilitar la recepción de tu mensaje. De este modo, él se sentirá mucho menos amenazado e inseguro.

3.   Busca la intimidad con él a todo nivel. La mayoría de los hombres consideran que la intimidad física el aspecto más importante del matrimonio. He aprendido que esto es un factor fundamental de la hombría de mi esposo. Dios lo creó así, y eso es bueno. Como resultado, en vez de resentirlo, aprende a apreciar este aspecto de tu matrimonio como el diseñó de Dios.  Y disponte para aprender y crecer, a transformarte en la mujer divina para tu hombre. No es siempre fácil, pero con Dios, nada es imposible.




More Devocional para Parejas Articles

Follow Crosswalk.com