;

Crosswalk.com aims to offer the most compelling biblically-based content to Christians on their walk with Jesus. Crosswalk.com is your online destination for all areas of Christian Living – faith, family, fun, and community. Each category is further divided into areas important to you and your Christian faith including Bible study, daily devotions, marriage, parenting, movie reviews, music, news, and more.

Intersection of Life and Faith

<< Encuentro con Jesús

Encuentro con Jesús - 23 de Noviembre, 2010

  • 2017 Nov 23
  • COMMENTS

Noviembre 23, 2010

Efesios 2.1- 7 

El Espíritu Santo guía a los creyentes a tomar decisiones sabias y correctas. Pero cuando los cristianos no escuchan, pueden elegir seguir lo que corresponde a la carne.

Después de que la serpiente habló a Eva, ésta, sin duda, le dio una buena mirada al árbol de la ciencia del bien y del mal (Gn 2.17; 3.3). No importa lo que hubiera pensado antes del árbol, ahora lo veía con nuevos ojos —con ojos enfocados en la carne. Génesis 3 nos dice que el árbol prohibido atrajo a Eva de tres maneras: 1) era bueno para comer, 2), agradable a los ojos, y 3) codiciable para alcanzar sabiduría.

Es decir, podía satisfacer tres deseos humanos legítimos: de comida apetitosa, de belleza y de sabiduría. No hay nada de malo en estos deseos dados por Dios. El Señor había creado una diversidad de alimentos, y una tierra repleta de vistas impresionantes para que la humanidad pudiera disfrutar de ellas. Él también da el Espíritu Santo como una fuente de su verdadero conocimiento y sabiduría. De hecho, es el Espíritu quien enseña a los creyentes a mantener bajo control y en equilibrio los apetitos carnales.

Mientras tanto, Satanás se esfuerza por pervertir los deseos sanos. Aborrece ver satisfechos los deseos de las personas. Lo que quiere es ver que la persona sienta el deseo de tener algo bueno, hasta ser controlada por el deseo de tenerla.

El diablo se contenta cuando las personas se convierten en esclavas de un deseo que, en el contexto adecuado, el Señor quiso que disfrutaran con libertad. El creyente que anda en el Espíritu Santo rechaza la gula, prefiriendo los deseos que están dentro de los límites impuestos por Dios. Es así como tenemos lo mejor de Él. El diablo se contenta cuando las personas se convierten en esclavas de un deseo que, en el contexto adecuado,Dios quiso que disfrutaran con libertad. 

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional

 



Archives

Follow Crosswalk.com